Los bonsái son pequeños arbustos decorativos, sumamente apreciados para dar vida los jardines. Ahora bien, cuando se trata de cultivar un árbol de bonsái, el reto comienza al momento de elegir tu arbusto ideal, y de conocer los cuidados que necesitas para mantenerlo con vida.

Los arboles de bonsái, a pesar de ser diminutos requieren los mismos cuidados de un árbol de tamaño normal, por lo cual es importante que tomes en cuenta las condiciones naturales que necesitan para sobrevivir.

Por estas razones, en el artículos recopilé para ti todo lo que necesitas saber sobre los arboles de bonsái.

¿Cómo elegir un bonsái?

Para elegir tu bonsái debes tomar en cuenta, las condiciones naturales a las cuales debe ser expuesto el arbusto para se mantenga en buen estado.

Por ejemplo; los bonsáis dependiendo del tipo de arbusto, deben recibir lluvia, aire, sol y humedad propia de la naturaleza, sin embargo, debes resguardarlos de temperaturas extremas.

En primer lugar, es importante que elijas si deseas que tu bonsái sea para decorar interiores o exteriores; esto te ayudará a elegir con mayor facilidad la especie de arbusto que se adapte a tus necesidades.

El olivo es un arbusto sumamente utilizado para bonsáis en el exterior, debido a que es económico y requiere pocos cuidados.

En cambio, si deseas un bonsái para decorar el interior de tu hogar, el ficus es una excelente opción para ti.

¿Cómo cuidar tu bonsái?

Esta es una pregunta que muchas personas se hacen, al momento de querer tener un bonsái como elemento decorativo de su jardín. Sin embargo, cuidar un bonsái es una labor que demanda mucha paciencia.

Mantener en buen estado tu bonsái, no es una misión imposible. Solamente, debes seguir ciertos hábitos al momento de podar, regar y fertilizar tu arbusto.

Riego

 

El riego es uno de los cuidados primordiales para mantener con vida tu bonsái, por estas razones, recopilé para ti algunas recomendaciones que te ayudarán al momento de regar tu arbusto.

  • La frecuencia de riego dependerá del tipo de arbusto, tamaño y de las condiciones climáticas a donde este expuesto.
  • Solamente debes regar tu bonsái cuando lo necesite, un buen indicador es asegurarte de que la tierra este casi seca.
  • Deber regar el bonsái  por completo y prestar atención de que el agua restante se escurra por los hoyos de la maceta.
  • Jamás debes regar tu bonsái con agua de grifo, debido a que sus altos contenidos de cloro puede poner en riesgo la vida de tu arbusto.

Abono

 

Los bonsáis por ser arboles miniaturas plantados en pequeñas macetas, requieren de abono para mantenerse con vida. A continuación, encontrarás las recomendaciones para su abono.

  • Puedes utilizar abono especializado para bonsáis o abonos genéricos, ambos puedes comprarlos en tiendas de jardinería.
  • Jamás abones tu bonsái cuando hayan condiciones climáticas extremas, por ejemplo: invierno o veranos extremos.
  • Abona periódicamente tu bonsái, no esperes a que marchiten sus hojas para saber que necesita ser abonado.
  • No abones tu bonsái cuando este recién trasplantado.

Poda

 

El bonsái al igual que cualquier otro tipo de arbusto debe ser podado, para dar la forma que deseamos al árbol. Ahora bien, para podar tu bonsái es recomendable que sigas los siguientes consejos.

  • Debes seleccionar el mejor momento para hacerlo, por ejemplo: al finalizar el invierno es un buen momento para podar tu bonsái.
  • Si al podar tu bonsái, observas mucha sabia por los cortes, deberás utilizar una pasta cicatrizante que actúe como sellador. Esta pasta la puedes conseguir en tiendas de jardinería.

 

Conclusiones

Los bonsáis son arbustos decorativos preferidos por muchos para traer a sus espacios una muestra de la naturaleza que agregue vitalidad. Sin embargo, estos árboles miniaturas requieren mucha atención, paciencia y cuidado.

De esta manera, al elegir tu bonsái asegúrate de seleccionar el que mejor se adapte a las condiciones de tu jardín, y si tienes pocos conocimientos en la materia, es recomendable que inicies con un arbusto que necesite escasos cuidados.

Ahora bien, esperamos tus comentarios y que nos cuentes cuál es tu experiencia cuidando tu bonsái.